El año nuevo es una oportunidad para trazarnos nuevos objetivos pero es importante que seamos consientes que deben ser alcanzables y medibles, según Karla Fernández, Directora de Diseño Académico de la carrera de Psicología de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP). “De esa forma podremos incorporar estrategias que nos ayuden a orientar la energía hacia ese objetivo y monitorear continuamente nuestras actividades”.

Asimismo debemos establecer una lista de proyectos que involucren el equilibrio entre la vida y crecimiento personal. Una recomendación es que sepamos diferenciar los objetivos de corto y largo plazo aplicándoles un enfoque SMART que significa ser específicos (specific), medibles (measurable), alcanzables (achievable), realistas (realistic) y de duración limitada (time-bound).

Finalmente para monitorear si estamos cumpliendo nuestras objetivos podemos utilizar organizadores, agendas o aplicaciones digitales, como Asana o Strava. Debemos tomar en cuenta programar balances mensuales o trimestrales en caso necesitemos cambiar la estrategia que estamos empleando y revisar los objetivos que se encuentren en nuestras prioridades.